lunes, julio 17, 2006

un poema de Lili Bita

Nacimiento

Mi matriz atraviesa los siglos.
Los extraordinarios deletreos del tiempo.
Donde no hay comienzo
Sólo oscuridad, silencio, caos.
La única luz que existe es la matriz.
Yo soy el principio.
Mi matriz prepara los rituales sacros del nacimiento.
Soy una mujer.
No frágil.
No hija de hombre.
La frente de Zue no fue mi horquilla.
Mis cosas son el acero y granito que sostienen
el universo.
Estoy alumbrando.
Las montañas temen mi enojo.


Lili Bita (Grecia)
traducido del inglés por Myriam Rozenberg
publicado en Lili Bita

domingo, julio 16, 2006

un poema de Dagmar Nick

Mensajes


Sol brumoso. Noviembre. Mis amigos,
los cuervos, regresan.
Llegan cartas desde sus plumas. .
Las levanto, me reúno con ellas
las traduzco para ti: mensajes
de bosques agonizantes, una premonición
de muerte.
Pero nos sacudimos
mis amigos y yo, arrastrados a lo largo
en esta estela de invierno, de nuevo
como siempre sobre la ciudad,
desde los vertederos detrás de los silos
hacia nuestras perchas en los árboles, como si
nada de nada estuviera sucediendo.


Dagmar Nick (Alemania)
traducción del alemán al inglés por Jim Barnes
traducción del inglés por Myriam Rozenberg
en
Verse Daily

sábado, julio 15, 2006

no te metas

Al joven cartonero que mareado por el poxi me robó anoche al entrar a mi casa


Es que existen los presentimientos,
sensaciones raras que preceden hechos que finalmente ocurrirán?
Cuando cruzaba la vía
y te miré aferrado con fuerza a la bolsa negra
hinchando las narinas para meter el poxi
como una flecha de eros
rápida para dar el puntazo
golpes a la puerta de una alegría proletaria
económica asequible transitoria
pensé: no tengo miedo, sino pena.

Apenas un ratito después
lloro
lloro por el susto de lo que pudiste haberme hecho
pero lloro mucho más por lo que hicieron con vos.

miércoles, julio 12, 2006

Pitonisa

(Profetisa - Octavio Araujo)


I

Qué bisagra es la frontera?
Hasta qué surco hace chillar la patria?
Concibe el croquis de otro mundo
con la malsana reclusión
de la cadena y la cruz

Los haikus se perciben un sonido prohibido:
menudos son los otros
entre tanto taco delgado
y puntas de importadas distinciones

Siempre su voz dinamita
Mírenla desahuciar a Galileo
con sus dientes afilados de lobo estepario
olfato de crónica doliente

Aunque todos los soles giran por su tierra
a veces escondida de la luz
en un imperceptible encanto
predica pasados pertinentes
vaticina futuros con torres que se caen
apocalipsis es todo lo que funda

Se despide
en los demás empequeñece
Ahora ya no está


II
Nada entiendo
Debe ser que hay intermediarios
Un hombre muda en verso
el grito y la aspereza de tu trance
No distingo lo que hablas
Anunciaste cigueñas en espera de una muerte?
Un edificio ambiguo de rumor y paradigmas?
Algo así como la ráfaga de pura lucidez
que te custodia
hasta que se hizo el milagro sin sentido
y te miro congregando silencios
como las cuentas de un rosario
una a una detrás de tu quijada
mejillas maquillaje de vuelta por tus días
y el sabor la libertad de estar tan sola


III
Obstetra de un mañana que no llega
abrázate a las hierbas que pisaste
un camino reseco leporino
transición suficiente al abandono
La ley no se despliega
se quebranta
No viste en el oráculo
la propia destrucción
bajo tu mano?

martes, julio 11, 2006

Fado Quimera

Hoy toca cambiar la canción de Mísia. ¿Se nota que me gusta mucho como canta esta mujer? Hay que escucharla y leer las letras de las canciones y el mundo se resignifica. Poesía pura en los fados. Poesía que necesito. Del disco Fado (1993)

Fado Quimera
(Rosa Lobato Faria – N. Nazareth Fernandes)


Eu quis um violino no telhado
e uma arara exótica no banho.
Eu quis uma toalha de brocado
e um pavão real do meu tamanho.
Eu quis todos os cheiros do pecado
e toda a santidade que não tenho.

Eu quis uma pintura aos pés da cama
infinita de azul e perspectiva.
Eu quis ouvir as Cármina Burana
na hora da orgia prometida.
Eu quis uma opulência de sultana
e a miséria amarga da mendiga.

Eu quis um vinho feito de medronho
de veneno, de beijos, de suspiros.
Eu quis a morte de viver dum sonho
eu quis a sorte de morrer dum tiro.
Eu quis chorar por ti durante o sono
eu quis ao acordar fugir contigo.

Mas tudo o que é excessivo é muito pouco.
Por isso fiquei só, com o meu corpo.

domingo, julio 09, 2006

un poema de Mabel Casas

Te lo advierto

te lo advierto si no enamoro
la carne se cancela

mi cuero de cordera se trenza con tu lobo
si una chispa de querencia
das a mi pulpa viva

sino nunca se dará esta hembra
no le pidas que se aperre que se abra
que afilie esperma
ni caliente en abanicos
tu centro de entrepiernas

te lo advierto si es así se borra de tu catre


Mabel Casas (Argentina)

miércoles, julio 05, 2006

vendiendo calabazas


Mamá
cuánto tiempo hay que mirar
desapegadas
el paso mudo de la gente?

Las calabazas parecen
naturalezas muertas
y quietas nosotras
ardiendo bajo el sol

Tápame ahora
el rito de diez generaciones
arrodilladas hasta que la tarde venga
con tu manto rojo

un texto de Rui Coias

No es difícil para un hombre enamorarse

No es difícil para un hombre enamorarse.
Herir su paisaje
cenizas de un pasado caído, fluyente.
Al final de nuestras vidas compartidas puede que
diga : “ Me estremecí durante años sin abrazarte”. Ahora es tarde.
Ahora es tarde sobre la tierra cercada.
La desesperación permaneció a través de las planicies
el dolor lila de los hombres zozobrantes
en la paciencia nocturna.
Sólo después del terror los perros ladran fielmente
a las puertas del mañana, solamente
después del filo de las vidas compartidas.
“ Transité la vida para huir hacia tu boca” y
confundo ya tu rostro
con otro cualquiera.

Rui Coias (Portugal)
traducido del portugués por Myriam Rozenberg

sábado, julio 01, 2006

Tanella Boni de Costa de Marfil

Esta palabra dicha


esta palabra dicha
es un perfume de fuente perfumada
perfume de jengibre perfume de ananá perfume de limón
palabra de una buena novela
que jamás se escribirá
a cuatro manos
a dos voces
con dos soplos enlazados en ramos
arco iris
los dos soplos son islas
vecinas en el océano
de la vida
los dos soplos se olvidan
se desean
en el mismo lugar
por separado


Tanella Boni (Costa de Marfil)
publicado en www.lyrikline.org
traducido de francés por Myriam Rozenberg