viernes, diciembre 31, 2010

la voz

Además de anunciar los trenes que llegan o no se detienen, le gusta improvisar.


Parece un comprador de artículos viejos, como ése que pasa todas las mañanas compro heladeras, camas, televisores, compro.

Hace ruidos extraños con la boca, le hace chistes a los que esperan. Como no hay guardas ni supervisores, salta como una flecha desde su escondite. Parece divertirse con sus grititos que asustan a más de uno.

A veces da la sensación de que suspira. Todos ignoran dónde se mete. Como tantas cosas imponentes no tiene rostro definible.

Llamémosla la voz.

¿Porque cómo saber que el roce del sonido a las 11 y media de la noche, ese estremecimiento, no le da autoridad para que la bauticen el verbo?

jueves, diciembre 30, 2010

bajo miradas

Siempre se consideró muy bonito. Gustaba de ser contemplado. Ya desde la escuela, se paraba al frente de la puerta del aula para que las nenas lo vieran. Luego, adolescente, fue en los boliches. Se quedaba en la barra, remerita ajustada, expuesto en la banqueta.


Años después comenzó a hacerse tatuajes. Primero fue uno pequeño, en el brazo. Poco a poco se animó a marcarse más. Dibujos diferentes, cada día más grandes. Un espiral, una estrella, la clave de sol, la canción del cantante pop más famoso en letra gótica, el rostro de un ídolo de fútbol en blanco y negro, una frase famosa en letras rojas como un lema para conducirse en la vida.

A diferencia del hombre ilustrado, sus tatuajes no cuentan historias. Son simplemente señales para detenerse. A él no le agrada que lo toquen, los cuadros como él, lleno de colores, nacieron para ser devorados en miradas.

miércoles, diciembre 29, 2010

un poema de João Mello



Promesa de amor

Construiré para ti una casa terrestre,
hecha de pan y luz y música,
donde quepas apenas tú
y no haya espacio para los intrusos

Y cuando a la noche nos amemos,
como se amaron
el primer hombre y la primera mujer,
mandaré que repiquen los tambores

-para que sepan todos que volvieron al mundo
el primer hombre y la primera mujer.


João Mello (Angola)
Publicado en Revista Agulha
Traducido del portugués por Myriam Rozenberg

martes, diciembre 28, 2010

el tiempo en las manos

Encontré a Federico subido a una silla de puntas de pie. Tocaba algo en la pared.


-¿Qué estás haciendo?
- Voy a cambiar la hora
- ¿Para qué?
-Para que se hagan las 12.

La medianoche es una novia que no llega.

-No, dejá quieto eso, la hora no se adelanta.
-Sí, podemos hacer que se haga ahora mismo. En otros países ya están abriendo los regalos.

Es cierto pienso, cada región tiene su hora 24. La entrada a un día mágico. ¿Pero por qué esperar a que la tierra gire el espacio de su huso, por qué negarse a la felicidad de la rotura del papel, de la sorpresa que se esconde bajo las ramas de un árbol?

lunes, diciembre 27, 2010

un poema de José León Machado

IX

Un mosquito colea en la mesa.

Me atacó, le aplasté las alas.
Tropieza en las antenas
Y quiere levantarse en las seis patas.
La fuerza se le evapora, cae desfallecido
Y exhala el último suspiro
Frente a la presión de mi dedo.
Una mariposa busca la luz.
Pasó junto a mi nariz
Y fue a chocar en la lámpara del candelero.
Quemó las alas amarillas
Tan lindas huyendo al castaño:
Reposa ahora en su desgracia.
Una sombra atraviesa la pared.
Soy yo disfrazado de mí.
Colea como el mosquito
Y hasta danza como la mariposa
Que busca el color y la luz.
Se fundió en lo oscuro de la sala,
Un mundo enorme sin puertas ni ventanas.



José León Machado (Portugal)
De su libro Prosa versificada I
Traducido del portugués por Myriam Rozenberg

viernes, diciembre 17, 2010

Un poema de José Jorge Letria

Oda al gato


Tú y yo tenemos en el medio
la rebeldía que desasosiega,
la materia compulsiva de los sentidos.
Que ninguno nos dome
que ninguno intente
reducirnos al silencio blanco de la ceniza,
porque tenemos alientos largos
de viento y de niebla
para de nuevo erguirnos
y, sobre el desconsuelo de los escombros,
formar el salto
que lleve a la gloria o a la muerte,
conforme a la armonía de los astros
y la regla elemental del destino


José Jorge Letria (Portugal)
Publicado en http://www.citador.pt/poemas.php?op=10&refid=200810180006
Traducido del portugués por Myriam Rozenberg

miércoles, diciembre 15, 2010

el regalo

                                                          (niña en Sudán - foto de agencia Reuters)



La guerra se ha llevado todo
pero ahora tiene algo:
un osito verde
como han de ser los ositos en otros continentes
no negro como ella

En Sudán los colores se ponen en la ropa
para desdramatizar el cuerpo

Qué suerte
el funcionario de Unicef
le ha traído un regalo

Y ella esconde su sonrisa
con la cabeza tejida del muñeco
porque está prohibido reírse todavía

Tiene miedo de que piernas y brazos
sean descosidos de su tela

Quedan veintidós mil minas sobre el terreno

miércoles, diciembre 01, 2010

seis letras

Esta mañana una mujer
-una flor carnívora-
llora.

Se siente su orfandad
cuando menciona
una palabra metáfora de cárcel

Condenan sus seis letras

El cuerpo sometido
comulga con el aire
se deconstruye

Revés del gesto
que ahora restaura sus fragmentos
en memoria