lunes, mayo 28, 2012

cotidiano 05


05.


Montamos en el cuerpo blando de los caracoles
a la distancia vemos los guanacos
ellos nos dejan mirarlos porque también nos miran
mientras los caracoles trepan
a veces les perdemos el rastro


              los guanacos siguen allí
fijados a la piedra


como es previsible
                                  me mareo
mis oídos también tienen vueltas y escondites


si ascienden
                                  ignoro
                                                   hacia qué montañas.

jueves, mayo 24, 2012

un poema de Iván Oñate

Ironía

Yo que arremetí contra el futuro

Que del mundo

hice un paisaje reseco y adverso

A último momento

tornarme ecologista

Y todo

Porque habían talado

un árbol

El único árbol

Que yo elegí para colgarme.


Iván Oñate (Ecuador)
Publicado en http://comunpresenciapoemas.blogspot.com/2007/01/yo-que-he-sido-cruel-tierno-torpe-lcido.html

domingo, mayo 20, 2012

un poema de Tomasz Różycki

Antípodas

Todo lo que nos contaron fue mentira.
Nadie entró, pero simularon que lo hicieron:
solo se sentaron un minuto en la puerta,
luego fanfarronearon jovialmente sobre cuán fácil

son estas cosas cuando uno es valiente. Patear el cráneo
o tocar los huesos. La puerta era de metal y
completamente herrumbrada. Uno iba allí de a tres
a lo largo del banco hasta los estanques donde los tritones eran cazados

y donde los nativos a veces iban a picnics
y peleaban con cuchillos. El padre de Anka se ahogó allí.
Anka que se fue y ahora está viviendo en
Australia, el fin del mundo, tierra de osos

Bumeran salvajes. Nunca se lo conté a nadie,
pero todos sabían que yo estaba enamorado de ella.
Íbamos de a tres, Anka, Peter y yo.
Lo que sucedió entonces nunca podrá ser deshecho.


Tomasz Różycki (Polonia)
Publicado en http://www.arcpublications.co.uk/content.htm?content_id=247
Traducido del polaco al inglés por Mira Rosenthal
Traducido del inglés por Myriam Rozenberg

miércoles, mayo 16, 2012

un poema de Dina Bellrham

Los cuerpos se curten solidarios en los abismos, alquímicos y arrendados.Las voces subyugan lluvias parpadeantes. Cinco minutos y jadeantes volvemos a injertarnos los relojes. Los cuerpos y las almas jamás confunden placer con negocios. El silencio se cuartea, los esqueletos tiemblan vacuos, y salimos como balas a las quimeras propias,huérfanos. Los cuerpos nunca hablan del padre muerto o de la pareja infiel. Son analgésicos, sucursales del tedio. Sexo de canciones arcaicas y poemas muertos. Cigarrillos de sepelios, suicidas fracasados. Los cuerpos se curten, aprenden a sobrellevar los saltos de rayuelas mielínicas, se saben lámparas o floreros y protestan cuando les atribuyen alas o escaleras al músculo hastiado de puertas. A veces se enferman, se cortocircuitan, gritan horizontales, son finitos,nauseabundos. Cuerpos. Caminar, fornicar, morirnos impares. El polvo no sirvió de mucho en nuestros músculos. Ni siquiera para obligar al rostro a erigir una sonrisa.

Dina Bellrham (Ecuador)
Publicado en su blog http://bellrham.blogspot.com/search?updated-max=2009-08-04T23:26:00-05:00

sábado, mayo 12, 2012

un poema de Perla Sneh

castelli y corrientes


¿En qué se detuvo ese ojo que no se quiere
cerrar? Soplo de páramo, tierra golosa, voz
de maestro empeñado en decir. Me guardo
tu herencia, papel de diario, algunos plurales,
la voz ronca, la verguenza, tus nombres,
tantos que son, la órbita oscura, el pómulo
alto, el mirar de los desiertos. Refugio de
tanta historia, morral de arena y de sal,
inocencia loca o triste de soldado sin
batalla. Te fuiste como llegaste, decías que
habías matado. Y lavarte te lavaron como
a los recién nacidos. Quehaceres de hombres,
llorar de mujeres, rasgón de las vestiduras,
pascuas de abandonar. También queda una
gana de sangre. Y la máquina de escribir.


Perla Sneh (Argentina)
Del libro Ciudad Autónoma. Editorial Zama.

martes, mayo 08, 2012

un poema de Hugo Vera Miranda

Una mañana en Puerto Natales

Íbamos con mi novia al puerto,
íbamos con mi novia a comprar pescado,
al puerto,
de improviso el cielo estalla,
una bandada de gorriones
se posa delicadamente sobre la nieve;
la nieve del puerto.

Me alejé de mi novia,
el pescado se olvidó de mí
y eché a volar con los gorriones.

Hugo Vera Miranda (Chile)
Publicado en http://muninatales.blogspot.com/2011/08/hugo-vera-miranda-poesia-en-silencio.html

viernes, mayo 04, 2012

un poema de Rafa Villar

Puerto de A Coruña, año mil novecientos y poco

yo quería que mi bisabuelo fuera pirata barbazul
pero él se sube a aquel barco, con sus primeros zapatos de 18 años,
sin más tierra que la de sus uñas campesinas

América era su horizonte de espuma
y mi bisabuelo dice un adiós sin apenas dirección
con lágrimas sequísimas y un silencio gris
hasta llegar a Argentina

mi bisabuelo nunca me habló de Buenos Aires

yo quería que mi bisabuelo cantara por las avenidas
tangos meláncolicos
en el recuerdo de un país que tal vez era un destino,
o un amor,
pero mi bisabuelo sólo conoció
la ciudad raulgonzaleztuñón y tabernaria
un puerto que era una isla olvidada
y hombres tatuados
en las sombras nocturnas de los arrabales

mi bisabuelo volvió con un bandaneón debajo del brazo
y cicatrices como esquirlas de memoria y soledad

mi bisabuelo se baja de aquel otro barco,
enfermo de atlántico,
tosiendo un tiempo que se difumina en su hambre lenta

yo quería que mi bisabuelo fuera indiano
de chaleco, levita, sombrero y reloj de bolsillo
pero mi bisabuelo trabajaba día y noche
para hacer un enorme banco de carpintero
y entre garlopas, martillos, clavos, sierras, tablas..
consumía su vida y fabricaba olvidos

mi bisabuelo nunca me habló de Buenos Aires

pocos días antes de morirse
mi bisabuelo apenas si nos reconocía
y sólo hablaba de gente enterrada en la lluvia de la memoria
y de una tierra, más allá del mar,
que aún debía guardar su sudor
y su juventud

Rafa Villar (Galicia - España)
Publicado en http://www.enfocarte.com/PoesiaGallega/rvillar.html