lunes, noviembre 25, 2013

un poema de Gerardo David Curiá

Apenas nunca y siempre


Construímos en el viento
una casa de huesos de ballena.

Insectos de fuego
en las noches de noviembre.

Y al besarnos
se apagó una estrella gris.

Nosotros
que de siempre y nunca hambientos
éramos apenas dos pequeñas piedras
acunamos al lobo
con el agua
de un río de montaña.

Lo demás
fue el tiempo
de un solo largo día.

Gerardo David Curiá ( Argentina)
Publicado en el libro El damero de los sueños ( Ediciones La mariposa y la iguana)

jueves, noviembre 21, 2013

un poema de Nora Alicia Perusín

Tu imagen es un juego de sombras
en los pliegos solos de mis sábanas.
Desarmo este espacio,
exacto como un dolor de muelas a medianoche
apenas junto unas palabras, destruyo un sueño.
Hay un silencio que refleja la luz
de noche como un trago
infame y desolado.
Tu nombre es ausencia, tu tacto es la piel
que se mudó viajera.
Tu nombre es la ausencia,
develar tu sombra que pasa y amanece
eliminando los últimos vestigios
de tu sombra.
La ausencia es tu nombre
persiguiendo
mis zapatitos debajo del sillón
mi sexo
mi amor húmedo-esponjas
cicatrices de tu ausencia.
Reveo la noche en calma
con tu ausencia
tu nombre
tu sombra
haciendo lugar a fuerza
de recuerdo.

Nora Alicia Perusín ( Argentina)
Del libro Los soles oblicuos (colección Mascaró)


domingo, noviembre 17, 2013

una canción de Cassia Eller


Picardía

 
Quién sabe yo todavía
Sea una nena
Esperando el ómnibus
De la escuela, solita

Cansada con mis
Medias tres cuartos
Rezando bajo
Por cualquier lado
Para ser una chica mala

Quién sabe el príncipe
Se volvió denso
Que me vive hinchando
Quién sabe la vida
Sea no soñar

Yo sólo pido a Dios
Un poco de picardía
Porque soy una niña
Y no conozco la verdad
Soy poeta
Y no aprendí a amar
Soy poeta
Y no aprendí a amar

Tonterías
Es no vivir la realidad
Todavía tengo
Una tarde entera
Yo ando por las calles
Cambio un cheque
Cambio una planta de lugar
Manejo mi auto
Tomo mi bebida
Y todavía tengo tiempo
Para cantar

Quién sabe todavía
Sea una nena!

 

Cassia Eller (Brasil)
Traducido del portugués por Myriam Rozenberg

 

miércoles, noviembre 13, 2013

un poema de Dirk Wojtczack Vecilla

33


Permanezco ubicado
entre el ángel que guarda la luz
y el diablo que cuida la llama.

Luz y llama, ambas iluminan,
según el intérprete.
no juegues con palabras de verso,
más dañinas resultan que cuchillos y pistolas.

Las palabras dan apariencias
de riquezas y pobreza,
de energía y bostezos,
de vida y muerte,
pero más de gris
que de blanco y negro,
y de tal confusión
sangra lenta la llaga
y más perdura el dolor.

En cambio un puñal acertado
o un disparo atinado
no juega con ambiguedades
y no requiere una discusión.
Punto final es . final.

Dirk Wojtczack Vecilla (Colombia- Estados Unidos)
Publicado en el libro Reservorio (Library of Congress)

sábado, noviembre 09, 2013

un poema de Joy Ladin


Norte y sur

 
No subestimes tu necesidad
de cruzar la frontera. Congelado
en el lado equivocado de tu deseo

para rehacer el mundo
invertido en el espejo
de tu otredad,

cómo puedes ser fiel
a la verdad del ser humano,
algo que se dobla

en un universo que no lo hace, una curva desordenada
de tripas y espíritu, responsabilidad y vergüenza?
Tú eres sólo una pulgada

de una fuente de vida constantemente móvil,
no importa cuán apasionadamente
te aplastas tú mismo

en las cajas- hombre o mujer, norte
o sur, pobre o rico, blanco
o alguna otro tono social- controlas
porque tienes temor

de cruzar las fronteras que te mantienen seguro
de las más complicadas combinaciones
de amor y soledad,

balanceando tu alma para dormir
mientras atiborras  tu cuerpo
dentro de cajas demasiado estrechas, sabiendo que
a nadie le importará

no tienes las tripas para vivir
mientras permanezcas
en tu lado de la frontera

 
Joy Ladin (Estados Unidos)
Publicado en http://eoagh.com/?p=775
Traducido del inglés por Myriam Rozenberg

martes, noviembre 05, 2013

un poema de Claudio Archubi

Ellos dijeron:
A cada ciudad, su arco de cemento, su gran puerta.
A la Historia enseñaremos su correa, como a nuestro perro del Norte, y ella se detendrá para nosotros.
Y construyeron sus puertas para invitarla, puertas muy grandes, para que pasara algo grande como la Historia.
Y vino la Historia  con su oscura caravana, entró y salió por las puertas, y detrás entraron el hambre , la ambición y la muerte y los otros, los extranjeros también entraron, desde el Este, desde el Oeste y desde el Sur, y yo fui uno más entre ellos.
Desde Alcalá hasta los Campos Elíseos , mi mente fue abriéndose como una puerta, mi corazón apretado por la gran despechada, la creadora del viaje incesante, la que se detuvo sólo el tiempo necesario para dejar impresa sobre el Norte la barrosa huella de su único y pesado pie.
 
 
Claudio Archubi ( Argentina)
Publicado en el libro Sísifo en el norte (Ediciones Ruinas circulares)

viernes, noviembre 01, 2013

un poema de Marianne Cohn


Traicionaré mañana

 
Traicionaré mañana, no hoy.
Hoy, arránquenme las uñas
No traicionaré.
Ustedes no conocen el extremo de mi coraje.
Yo, yo sé.
Ustedes son cinco manos duras con anillos.
Ustedes tienen los pies con zapatos con clavos.
Traicionaré mañana. No hoy,
Mañana.
Me hace falta la noche para decidir.
Me hace falta al menos una noche.
Para renegar, para abjurar, para traicionar.
Para renegar de mis amigos,
Para abjurar el pan y el vino,
Para traicionar la vida,
Para morir.
Traicionaré mañana. No hoy,
La lima no es para el verdugo,
La lima no es para el barrote,
La lima es para mis propias muñecas.
Hoy, no tengo nada para decir.
Traicionaré mañana.

 
Marianne Cohn (Alemania)
Publicado en http://www.projetaladin.org/holocaust/en/poetry-corner/i-shall-betray-tomorrow-marianne-cohn.html
Traducido del inglés por Myriam Rozenberg