miércoles, septiembre 26, 2007

argumentando dentro

Suave y curva, lenta al tacto y al oído, la noche está siempre tendida a los extremos.
(Angélica Gorodischer - Doquier)

Afuera me esperaba la ciudad.
(Angélica Gorodischer - Doquier)


Creí que el mundo era circular
que chismes habrían de acceder
hasta el oído
detalles de peleas danzas duelos
amores se aprehendían sentado
en este banco inmóvil
no soy lo que sé
soy más lo que no sé
lo que no controlo soy más
el que todos ignoran
se mueve por la noche
recorre las calles recompuesto
como si nunca piernas
atadas a su colcha

El quieto el movedizo
son dos argumentando dentro
de mí quedaron los celos la angustia
la pasión hasta que siempre enero
barre los dolores vi
que el día es mucho más luminoso que la noche
que existe ahí acá allá
y allende un centro
cuatro puntos cardinales.

2 comentarios:

ALACAZUM dijo...

Olá Myriam Rozenberg. Aqui estou por primeira vez em teu espaço para registrar minhas considerações a respeito do teu poema. "Argumentando dentro" é uma sequência ou consequência do ALFABETO DOS PASSOS? Obrigada por agregar o meu espaço a teu espaço. Aprecio bastante tua literatura e reconheço em você uma pessoa super humana. Abraços direto de Bahia Brasil, Celeste Martinez

©Claudia Isabel dijo...

Lindo poema. Un gusto leerlo.
Besos.