viernes, noviembre 24, 2017

un poema de Chongju So

El señor Kim Chongap, vendedor de verduras

El señor Kim, que lleva verduras en su camioneta vieja,
Aunque cojea, vive por el orgullo de poder educar a su hijo
en una universidad prestigiosa.
Desde la primavera hasta el otoño
vende verduras en mi barrio de Namjion en Seúl
y durante el invierno se va a su pueblo natal de Sonsan,
en la provincia del Norte de Kyongsang,
para pasar una temporada sustentándose con batatas cocidas.
Preparado el kimchi con col china que me vendió en el otoño tardío,
mis parientes que lo prueban en la primavera
se entusiasman diciendo:
"Nunca había probado un kimchi tan fresco cómo éste en abril".
Pienso, pues, aunque el ex presidente Park Chongji y su asesino King Chegyu son del mismo pueblo de Sonsan,
el señor Kim Chongap es superior a ellos.


Chongju So (Corea).
Publicado en el libro "Poemas de un niño vagabundo de ochenta años y otros poemas escogidos"(Editorial Verbum).
Traducido del coreano por Kim Hyun Chang

jueves, noviembre 02, 2017

un poema de Alfonso Gumucio Dagron


Horizonte

He cambiado de piel tres veces
Me ha costado darle la vuelta al mundo
Para llegar al punto de partida
Mis piernas me sostienen mejor
Tengo una cicatriz en el pecho
Más bien una costura, un bolsillo roto
Acceso directo al corazón

Estoy de regreso de mí mismo
Noches enteras buscando una estrella fugaz
Que me conceda un deseo
Nada extravagante
Tan sólo la habilidad de reconocer
La verdad de la mentira

Es otoño aún y los días son largos
La luz se recuesta cálida sobre la montaña
Quiero decir que el horizonte se distingue
¿El horizonte es una línea firme?
¿Es una pintura mural que cambia cada día
Movida por tempestades de color?
¿Hay un atajo para llegar al horizonte?

Quizás sirva de algo haber adquirido
Una cicatriz en el pecho
Una costura de piel y nervio
Una entrada directa al corazón.


Alfonso Gumucio Dagron (Bolivia)
Publicado en Bolivia web