martes, octubre 10, 2017

un poema de Lucy Fabiola Tello

La casa

Imperceptiblemente
Sin que humanos ojos lo vieran
El sarcoma avanzó por las paredes
Y se enseñoreó en muros y techos .
No hubo testigos de la ruina,
El bullicio y el esplendor se fueron
En el silencio nada queda de lo que fue el afán.
Un día hubo en que postreros pasos salieron
Cerrando para siempre la puerta.
El polvo, amo de las cosas, cubrió la última huella.
Ajenos a la casa los transeúntes pasan,
Ajenos los hierbajos y los animalillos
Que conquistan su espacio entre la devastación.
La ciega vida ignora
En su pulsión y fuerza lo que aquí sucedió.

Lucy Fabiola Tello (Colombia)
Publicado en su libro Poemas (Editorial Universidad del Valle)

lunes, octubre 02, 2017

un poema de Emily Fragos

Rehén

                                               para W.S. Merwin

Dios está en los perros
ese que se mueve en círculos, ese
lleno de costras, aquel que lleva collar
que observa y observa
y a pesar de todo trata de olfatear la tierra y la hierba
en el desamparo y el silencio torrencial
flaquearon mis piernas, se calentaron mis ojos de vidrio
y nos fue dado
que incluso dormidos
nos volvamos, lloremos, recitemos a gritos: “la ciudad ha sido conquistada y el pequeño rey
tendrá que marcharse,” dementes e inalcanzables
aún seguimos así


Emily Fragos (Estados Unidos)
Traducido por Natalia Carbajosa

Publicado en www.poetryny.com