viernes, diciembre 28, 2012

un poema de Giorgio Bassani

Me preguntas por qué y cuándo


Me preguntas por qué y cuándo
te respondo que fue así
reparar simplemente en un atardecer cualquiera
pongamos por caso -ya que ni siquiera sabemos cuál- de octubre
en cómo golpeaba la luz del sol el rosáceo
e inaccesible flanco sudeste del palacio
                         Sacchetti
-la luz golpeaba y al tiempo bañaba no sé si me
entiendes?-
reparar en las hojitas negras y agudas de la hiedra -hacía viento
¿comprendes?- recorridas a trechos
hacia arriba en el sendero de obscuras ramificaciones por una especie de
descarga eléctrica reiterada que simultáneamente
estuviese empapada sabe Dios cómo de auténtico y líquido
                           oro
y sentir deseos de pronto después de infinitos años
de reír reír y a la vez todo lo
                          contrario

Giorgio Bassani (Italia)
Del libro Epitafio (Editorial Visor).
Traducido por Carlos Manzano
Publicado en http://www.lanacion.com.ar/1531422-me-preguntas-por-que-y-cuando

lunes, diciembre 24, 2012

un poema de Hayat Saif


Alguien existe

 
Alguien existe al otro lado de este silencio
existe alguien más allá de esta inmediata existencia .
Tal vez El no se encuentre exactamente ante nuestra vista.
                                        O quizás ni siquiera lejos.
Permaneciendo muy cerca
palpitando en las venas de la garganta
Es así como uno perdura viviendo en el corazón
en la profundidad del alma, desconocido para los otros
permanece fiel a su propia naturaleza.


 
Luz y sombra juegan continuamente
alrededor de la visión panorámica
Uno puede escuchar desde nuestro patio cristalino
el balanceo de los pájaros sobre las copas de los árboles
En lo profundo de esta atmósfera alguien vive
quizás muy lejos y sin embargo tan cerca
visitando nuestro aliento innumerables veces
alguien se encuentra al borde
                                  de nuestra existencia cotidiana,
parece morar allí, desconocido para los otros,
                                  y parece sentirse en casa.
Nuestro doble yo tras nuestra vida cotidiana
absolutamente distinto a esta vida, alguien permanece
                                 encumbrado en las antípodas.

Aquel que vive más allá de la mirada
permanece bien vivo al alcance de nuestra vista.

 

Hayat Saif (Bangladesh)
Publicado en http://hayatsaif.com/poems/poem_Someone_Exists.html
Traducido del inglés por Myriam Rozenberg

martes, diciembre 18, 2012

un poema de Alda Merini

Invocación

No te vayas de esta región de amor
                              que es el corazón
y de esta veleidad de vida donde cada confín está sacio
de amoroso silencio y donde todo comienza el día
antes para andar a morir en el tormento. Hay
                          cosas que
tú no sabes que son dichas y calladas en el tiempo
cuchillos avaros de sí mismos, canciones inmemoriales
ciegos que vienen a mendigar hasta tu puerta aún
viéndonos bien y que piden ser recibidos
en nombre del mito de Edipo. De hecho esos
                          son ladrones son
ladrones que mendigan el amor para dejarlo luego afuera
de la puerta como un horrendo delito y Julio el
malhechor a entreabrir mi puerta y llevarme lejos
Cadmo y Armonía una pareja de benefactores la luz
que siempre ha entrado del convento de mi miedo
y aún la divina Aspacia del collar de oro macizo
y aún ciertas musas devota y aún ciertas cosas que
permanecen dentro de la pared de la canción que alza
sus frentes mejores. Entra y sal también tú de aquello que
yo no digo, hazme decir la historia del amor que
un día ha caído en el tiempo.


Alda Merini (Italia)
Del libro Clínica del Abandono (Editorial Bajo la Luna).
Traducido del italiano por Delfina Muschietti

sábado, diciembre 15, 2012

un poema de Margaret Atwood

El cantor de los búhos


El cantor de los búhos ha desaparecido en la oscuridad.
Una vez más, no había ganado el premio.
Así pasaba en el colegio.
Prefería las esquinas con luz tenue, donde camuflarse
con el pelo y las orejas de los otros,
y pensar en vocales largas y en el hambre,
y en la amargura de la nieve profunda.
Tal mal humor no atrae muchos destellos.

¿Qué me pasa?, preguntó a las sombras
-a esa hora, eran sombras de árboles-.
¿Por qué he malgastado el hilo de mi vida?
Me abrí a tus silencios.
Permití que la crueldad
y las plumas me poseyeran.
Me tragué los ratones.
Ahora, cuando llego al final, vacío
de palabras y sin aliento,
no me has ayudado.
Espera, dijo el búho sigilosamente.
Entre nosotros no hay premios.
Tú cantabas por necesidad,
como yo. Tú cantabas para mí
y para mi selva, mi luna, mi lago.
Nuestro canto es un canto nocturno.
Hay poca gente despierta.


Margaret Atwood (Canadá)
Del libro La puerta (Editorial Bruguera)
Traducción del inglés por María Pilar Somacarrera Iñigo

domingo, diciembre 09, 2012

Kohelet (Eclesiastés) Capítulo 3.


Hay una estación para cada cosa, un tiempo correcto para cada propósito debajo del cielo:

 
Un tiempo para nacer
y un tiempo para morir

Un tiempo para plantar
y un tiempo para cosechar

Un tiempo para matar
y un tiempo para sanar

Un tiempo para llorar
y un tiempo para reír

Un tiempo para lamentar
y un tiempo para danzar

Un tiempo para tirar piedras
y un tiempo para recogerlas

Un tiempo para abrazar
y un tiempo para contenerse

Un tiempo para buscar
y un tiempo para perder

Un tiempo para guardar
y un tiempo para desechar

Un tiempo para rasgar
y un tiempo para coser

Un tiempo para callar
y un tiempo para hablar

Un tiempo para amar
y un tiempo para odiar

Un tiempo para la guerra
y un tiempo para la paz

 


Fragmento de Kohelet (Eclesiastés) Capítulo 3. La Biblia .

jueves, octubre 18, 2012

cotidianos 11


 

Sacaba fotos por la calle con el celular
rejas antiguas, buzones raros, inscripciones
Una cerámica decía electricista y disparé
Oí los gritos temblorosos
de una mujer que señalaba atorrantes
Quise suponer que no se trataba de mí
quizás me habían observado por alguna cámara oculta
Pero entonces vi salir un muchacho de una casa
correr hacia el lugar de donde salía la voz
y al darme vuelta
una anciana que venía de hacer las compras
pleno mediodía
bolsa en mano
conmovía a todos con su miedo:
ladrones habían forzado la puerta de su casa
no se animaba a entrar
Unos jóvenes se pararon en la esquina
Uno llamó al 911
el otro marcó el número de la hija
Como una curiosa más me acerqué hasta donde pude
y cuando entendí que mirando no podía ayudar en nada
me fui con la angustia de la preocupación ajena
que ahora se había hecho mía.

domingo, octubre 14, 2012

un poema de Jorge Fondebrider

Trabajo de poeta


No estoy seguro de las razones que me llevan a pensar
en la lluvia que habia detrás de la ventana.
Tenía en brazos a mi hija, que había empezado a hablar,
    y dijo "taxi"
cuando efectivamente pasó un taxi por la calle.
Según Borges, afecto al idealismo y admirador del Buda,
   las palabras
del Veda o el silencio ocupan los eclipses de los ciclos
que dividen a la historia universal.
Son arquetipos, sirven
para crear las cosas.
Pero lo nuestro fue distinto, más simple y muy banal.
   Pasó una tarde,
del otro lado de la lluvia. Sin testigos
las cosas empezaron a existir.

Jorge Fondebrider (Argentina)
Publicado en el libro Los últimos tres años (Libros de Tierra Firme)

sábado, octubre 06, 2012

un poema de Julia Wong Kcomt

no te das cuenta de quién soy, tigre.mimas mi vientre pensando
en la repetición de tu linaje.
la nostalgia de los pueblos es sagrada, por eso la gente moderna
necesita un uzquil.
 
respeta tigre la carne ajena.
 
tan lejos, observa. quién entra y sale de la cueva, quién viene y
va de su casa. oscura casa de paredes altas. allí no entra un tigre,
solo su alma.
 
la casa tiene un alma de tigre lamiendo los marcos de las ventanas,
baboseando los baños y los balcones. el tigre anhela, el tigre
desea, pero la mujer que habita los rincones solloza como niña
asustada y dice vete alma de algo que ha inundado este lugar. el
alma del tigre se enfurce y responde: inquilina bruta.
 
Julia Wong Kcomt (Perú)
Publicado en Un salmón ciego (Borrador editores)

martes, octubre 02, 2012

cotidiano 10


Agujas subterráneas en la espalda
arenilla en el centro de las piernas
sangre dispersándose  en el útero
órdenes que no obedece el laberinto
incidentes que arden en los ojos
disciplina y firmeza de los músculos

 
¿Y si salgo del duro bibliorato donde me he archivado?


                          ¿Y desobstruyo?

¿Y  salto al fin


                       desde

                       el

                       abismo


                       y lloro?

 

Porque todo lo que duele en el cuerpo
es llanto
¿no?

 


 

sábado, septiembre 29, 2012

un poema de Catherine Wild

Pueblo dormido

Arboles picoteados
Un incendio
quién viene a morir aquí
quién vino a realizar
el exterminio
Como boinas de una ciudad dormida
árboles
marcando antiguas calles
Calle de la risa
Camino de la sabiduría
Arboles inmóviles contemplan el cielo
Quién me ayuda a levantar a un viejo árbol
Quién me ayuda a despertarlos

Catherine Wild (Uruguay)
Publicado en el libro Antologia de poetas jóvenes uruguayos. AG Ediciones.

martes, septiembre 25, 2012

un poema de Georgina Herrera

La madre gata alimenta a su hijo gato

Lo mira, baja la cabeza,
seguramente hablándole a su modo.
Entonces,
poco a poco
llega él hasta el pecho enriquecido:
se pega, traga, estira, se atraganta.
¿Y ella? En paz.
La madre no lo esquiva,
no fija tiempo, condición.
No hay lucha.
La madre gata no tiene senos que cuidarle a la lujuria
hurtándole a su hijo el alimento
y el hijo, claro
no defiende , goloso, su derecho.
Y así estarán el tiempo que él decida
hasta que elija su camino:
estrenando un tejado,
en juego distanciado con la luna
en su grito de guerra interminable
o el día del pez llevado hasta la espina.

Georgina Herrera (Cuba)
Publicado en Album de poetisas cubanas. Editorial Letras Cubanas.

viernes, septiembre 21, 2012

cotidiano 09


Todo convulsiona hoy.
Una parte del sueldo de los empleados del subte
voló por los cielos.
El ambiente se ha tornado irrespirable.
Línea B.
B de bueno.
Bajo los pliegues de la avenida Corrientes
todo huele a pis concentrado.
tufo que avanza como multitud.

Por eso hoy me tomo un taxi.
Un joven que me lanza el primer feliz primavera.
Sorprende alguien con alegría a estas horas de la mañana.
Quizás porque sale el sol después de varias semanas de lluvia.
Se ríe, hace chistes.
El taxista se tapa los ojos con la visera.
Tampoco se aguanta tanta luz.

sábado, septiembre 08, 2012

tarea para hoy

Tarea para hoy:

mantenerse callada

evitar la proximidad de sus comentarios cambiantes
con su falso gesto de amistad decreta sus hipótesis bruscas
todos todos la cagan

hay un momento en que el cuerpo se torna inapagable
corre el sudor como un extraño torrente
regresa la queja de las piernas vacilantes
su arcaica delgadez

bajo la túnica
se espesa
madre
de todas las viandas

martes, septiembre 04, 2012

un poema de Amina Saïd

el séptimo día de mi nacimiento



yo hablé el lenguaje
del mundo de donde venía
atestigué la sombra
que era sombra
de otra luz
que nadie veía

el séptimo mes de mi nacimiento
mi boca tomó la forma del vacío
grité para decir lo verdadero
y aquello que el presente me había enseñado
del pasado del futuro
pero nadie me entendía

el séptimo año de mi nacimiento
soñé aquello que había sido
sobre la página cuadriculada del mundo
tracé letra tras letra
para hacerme recordar
aquello que me haría falta olvidar
y aquello que ya moría en mí.


Amina Saïd (Túnez)
Publicado en http://www.poetryinternationalweb.net/pi/site/poem/item/19625/auto/the-seventh-day-of-my-birth
Traducido del francés por Myriam Rozenberg

viernes, agosto 31, 2012

agosto en lluvia

No hay nada que fascine más que la lluvia. Claro, si uno no está debajo de ella.
Si hay una ley de Murphy que se cumple, es que día que se sale sin paraguas, día que llueve.
O para los que caminan con ruedas, día que se lava el auto, piove.
Mientras, he decidido que tener un paraguas largo, negro, de hombre, es aferrarse a la seguridad.
El chiquito, multicolor, sueño del diseño gráfico, traído de una China donde la mano de obra es más que barata, rota en forma inesperada ante cualquier soplo de viento. Una olla de tela que junta agua y se menea, en eso involuciona. Hay que hacer fuerza, empujar para abajo para darle forma. Es una paradoja: para no mojarse hay que empaparse, darse de lleno con el líquido que cae a chorros desde esa ilusión de refugio. Hasta que se ladean los fierros, se parten las bisagras y es en vano seguir luchando. Al lado de la vía queda, desmoronada por el viento y la bronca, la baratija oriental.

lunes, agosto 27, 2012

Un poema de Shai Dotan

Un minuto


Homenaje a Natan Zach




Sólo un minuto. Quise
chillar. Le disparé. El avanzó
con una cara sospechosa. Quién sabía que sus bolsillos
estaban vacíos, su bolso lleno de ropa.

Quizás él no tenía permiso de trabajo,
o una vez robó a través de la frontera. Tal vez él no escuchó
mis manos gritando, la sangre
latiendo fuertemente en el pecho, golpeando en mis sienes.

A veces despierta mi sueño
pesado como plomo, vacío como el viento,
me dice: Mi asesino.
nunca imaginé
que eras de ese tipo de persona.



Shai Dotan (Israel)
Publicado en http://www.poetryinternationalweb.net/pi/site/poem/item/14646/auto/ONE-MINUTE
Traducido del hebreo por Rachel Tzvia Back
Traducido del inglés por Myriam Rozenberg

jueves, agosto 23, 2012

un poema de Ilka Brunhilde Laurito

Publicidad


Prohibido colocar carteles:
sobre el piso 
pared
poste.

(Sobre hombre:
puede.)




Ilka Brunhilde Laurito (Brasil)
Publicado en
http://www.jornaldepoesia.jor.br/ibrunhilde1.html#publicidade

Traducido del portugués por Myriam Rozenberg

domingo, agosto 19, 2012

un poema de Marianne Boruch

Lápiz



Mi maestra de dibujo dijo: Mira, piensa, haz una marca.
Mira, me dije.
Y esperé para ser marcada.

Las nubes son blancas pero oscurecen
con la lluvia. aún un niño las desdibuja
en pequeñas lanitas en una ladera, pequeños
paquetes sin piernas. Mira, mi maestra
seguramente me diría, dime, no son nada

Como eso. Como eso: la mentira. Como eso: el poema.
Ella dijo: contesta a la parte más pesada
de la figura primero. La densidad es
forma. Que sigo escuchando destino

no es una marca de carácter. Como peregrinación
transformada en milagro en una habitación ruidosa, alguien
tan ferviente en mi oído. Luego matrimonio deslizó
Espe-jismo. Espe-jismo. Escuché al famoso poeta dejarse
derrotar en su micrófono, triunfante.

La figura a dibujar
ni siquiera la mitad de mi edad. Ella ha vaciado
completamente su rostro
para su empleo inmóvil una hora.
Mira. Okay. Pero el pequeño

sueño allí adentro, adentro del Piensa
que sigue luego. Un lápiz en mi mano, su vida secreta
es carbón, la madera casi ardida,
un sacrificio.



Marianne Boruch (Estados Unidos)
Publicado en http://www.poetryfoundation.org/poetrymagazine/poem/243956
Traducido del inglés por Myriam Rozenberg

miércoles, agosto 15, 2012

nada que decir

Las palabras salen de su boca sin dormir siesta
revolotean sus ojos pero no mira
acentúa el tono cuando lanza
te parece admirar a un hombre que anda armado

no sabía que en el fondo de mi boca está anclada la historia
con la misma fuerza que los dientes
no es sólo que he comido libros y diarios como un menú recetado
sino que me he alimentado de años y años de experiencia
-ese trago tan amargo-

le contesté que me nombre uno tan sólo uno
que desde los años 40
no haya goteado plomo
entre sus protestas

como si por primera vez escuchara la palabra sindicato
aparece un bostezo sobre la mesa
y ya no tiene nada que decir

sábado, agosto 11, 2012

un poema de Valérie Rouzeau

Recipientes de aire

Soy siempre niña, dibujo con cuidado largas vías

Férreas, y barcos que danzan
(Tengo más recuerdos que si tuviera mil años)
Mi buen navío oh mi memoria
Hay también un cucú en madera
Hay un hoyo con un nido de bichos blancos
(Pero la esperanza es una pequeña niña)


Valérie Rouzeau (Francia)
Publicado en http://www.lieux-dits.eu/Tourne%20la%20page/valerie_rouzeau.htm
Traducido del francés por Myriam Rozenberg

martes, agosto 07, 2012

gente rara


¿Uno se torna diferente a la distancia?
¿Se deforma?
¿O es apenas
hacer lo mismo, lejos?

¿Dormir,
lavarse la cara,
tener sexo
comer barato,
sacarse fotos , miles,
como si atestiguaran algo
que pronto
habrá de evaporarse?

¿Un largo viaje
para buscar a la intemperie
lo que se guarece
en la propia morada?

Quizás es cierto.

Soy la rara.

No me hace falta
tanto radio
para conocer el centro.

viernes, agosto 03, 2012

un poema de Myriam Fraga


Inquisición



Cosieron su boca
Con alfileres

Y él decía que NO
Y preguntaban.

Y cortaron sus dedos
Y lo lanzaron
Bien al fondo del pozo

Y él decía que no, que no, que no
Y sus cabellos crecían como llamas


Myriam Fraga (Brasil)
http://www.jornaldepoesia.jor.br/my1.html#inquisicao
Traducido del portugués por Myriam Rozenberg

lunes, julio 30, 2012

un poema de António José Cravo

Las cosas elementales


Hablo de las cosas más
elementales

la campana de la iglesia
donde un gallo no canta
un canto rodado
guardando el tiempo
dentro de sí
un terrón de tierra
grávido de una simiente

más elementales todavía

las sonrisas presas en los labios
de los niños tristes
las lágrimas
ríos de salados
en los lechos de los rostros abandonados
en los hogares/depósitos

hablo porque
estoy cansado de comer silencio
y leer poemas de amor
con tanto desamor
para caminar por ahí

las cosas más elementales
son las que deberían ocupar
el vientre de las palabras por parir


António José Cravo (Portugal)
Publicado en http://portuguesapoesia.blogspot.com.ar/2011/12/as-coisas-elementares.html
Traducido del portugués por Myriam Rozenberg

jueves, julio 26, 2012

un poema de Laurent Albarracin

La rueda se engendra sin cesar

de no poder desplegarse
ni salir del vientre de la rueda.


la rueda es prisionera de la rueda
y no conocerá jamás del mundo
más que la gran rueda de la ruta.


los rayos de la rueda
no brillan más que el cubo
hacia la llanta.


la rueda no puede
no repetirse.


si la rueda evolucionara
sería el fin de la rueda
y de la perfección.


y si la rueda muriera
su cabeza vendría incluso
a caer entre sus muslos.




Laurent Albarracin (Francia)
Publicado en http://www.poezibao.typepad.com/poezibao/page/4/
Traducido del francés por Myriam Rozenberg

domingo, julio 22, 2012

territorios yermos


I

ráfagas fuertes, crujidos del desierto
agua dulce que corre por debajo
balas más rápidas que los rayos de sol agobian

granjeros compran territorios yermos
esperan mujeres que hierven
ocultan sus vestidos pasados de fáciles entregas

el bandido en cadenas reconoce la puta
que habita en la hembra que recuerda a su madre

por eso, quizás, no se atreve




II

ojos celestes también atesoran el mal
una familia deshecha
la joven viuda que acontece
encuentra maquetas
mapas, estaciones ,pueblos
nada que su cuerpo ambiciona

ojos celestes enturbian deseos



III
nobleza del destierro
ser compañeros
aun sabiendo
que nada más
que esa batalla los enlaza

-o nada menos-

picardía, venganza

están unidos pariendo el hijo
de un hombre desconocido y muerto
antes que vibre el silbato del tren



IV
ese sonido que tensa y despierta

gritan y lloran por los dientes de una armónica
los nombres de los asesinados

se mezclan en el polvo
que traga la boca del único cowboy
que fue niño

              



              






miércoles, julio 18, 2012

un poema de Pierre Garnier

Saint-Quentin




mariposas en el jardín del Museo,
siglo XVIII

Jean-Jacques acá bueno y joven
piensa en las vincas

y en los pensamientos que son también flores.


Georges de la Tour- Quentin Latour


nocturnos: aquellos de Quentin están
en el tiempo que él hace, no
en aquel que pasa.


los nocturnos del primero están
en la noche eterna,
los nocturnos del segundo
iluminados por el día.


en el fin de siglo esas mismas cabezas
no serán más que un círculo en el cielo:


aquella de María-Antonieta.


Robespierre habría podido ser pintado
por Latour- pero no Saint-Just


que restableció su rostro más luego


todos esperando aquí para actuar
en una obra todavía no escrita:


aquella del más allá.


El más allá, el acá abajo-
dónde están ellos?
En todo caso, muy delgados
intentan pasar entre la vida y la muerte






Pierre Garnier (Francia)
Publicado en http://www.poezibao.typepad.com/
Traducido del francés por Myriam Rozenberg

sábado, julio 14, 2012

un poema de Jane Hirshfield

Mano


Una mano no es cuatro dedos y un pulgar.

Ni una palma y nudillos
Ni ligamentos o la almohada amarilla de la grasa
No los tendones, estrella del hueso de la muñeca, meandro de venas.

Una mano no es la delgada paja de sus líneas
Con sus infinitos dramas,
No lo que ha escrito
No en la página
No en el cuerpo extasiado.

Ni es la mano sus praderas de asir, de dar forma-
No esponja de pan de levadura que incrementa
No rotor de suavidad de giro
No tinta.

Las manos verdes del arce no ahuecan
La lluvia que se dispersa.
Lo que la vacía cae dentro del lugar abierto.

Una mano vuelta hacia arriba posee sólo una pregunta transparente, única.

Incontestable, zumbando como abejas, sube, enjambra, parte.



Jane Hirshfield(Estados Unidos)
Publicado en http://www.poets.org/viewmedia.php/prmMID/19011
Traducido del inglés por Myriam Rozenberg


martes, julio 10, 2012

tatuajes exquisitos


¿Cuántos tatuajes tenés puestos?
esas imágenes pesan como ochenta kilos
hacerlas fue todo un calvario
hay un hombre de unos cuarenta años disparando
una mujer acomoda el ramo de flores como defensa
 

esto es lo más común / lo más evidente


el hombre se acerca a la víctima
cuando dobla su brazo
se unen dos secciones
y a la hora exacta
se separan por colores


viernes, julio 06, 2012

cotidiano 08


08.

el oráculo anunciaba:
nunca escupas para arriba
y no le hizo caso

mitología-dijo
como la que aprendí en la escuela

luego sacó de adentro un árbol
que la tuvo enferma varios meses

la guadaña cae sobre el empinamiento

para caminar usa ahora patas de madera

lunes, julio 02, 2012

un texto de Pedro Lipcovich

Niños envueltos


La costumbre de conservar los niños envueltos en vinagre asusta a los niños propiamente dichos que,cuando van a dormir, se imaginan sumergidos en un frasco y tienen pesadillas. En generaciones anteriores , cuando la ingestión de los niños envueltos no podía diferirse porque no existía la receta que permite enfrascarlos,los niños podían constatar de inmediato con todos sus sentidos, incluido el del gusto, que la designación "niños envueltos" no se refería a ellos y sólo daba cuenta del humor de algún antecesor , aunque ¿por qué ese humor había sido preservado a lo largo de las generaciones?

Hoy los adultos les explicamos a los niños que los niños que se apilan unos sobre otros bajo el líquido no son más que un relleno de carne rodeado por hoja de repollo. Ellos nos creen, o creen creernos pero alguno, el hijo del farmacéutico, les revela la existencia de fetos encerrados en frascos de formol en las vitrinas. Todavía les decimos que no es lo mismo,todavía levantan sus caritas para oirnos pero basta que un solo adulto, un solo instante, flaquee en su convicción para que nuestra palabra caiga.

Pedro Lipcovich (Argentina)
Publicado en el libro Muñecos chicos.Editorial El cuenco de plata.

jueves, junio 28, 2012

cotidiano 07


07.

Ella tiene comportamiento de reloj
tic tac tic tac
si la lengua la convoca, habla
                                 por detrás
porque de frente es fatiga, incertidumbre
oculta en las paredes es más fácil
destrozar con la mira telescópica
al soldado
una línea de sombra culebrea
y ella no quiere ceder
me llaman dice
al despedirse
las armas se besan
con la arena

domingo, junio 24, 2012

un poema de Pedro Paredes

¿De qué astros son aquellos seres que se multiplican?

¿Qué nave invisible los transporta en un instante?
¡Habla, Beatriz!
¿De qué material son las columnas de tu templo?
Y dime por qué
.............................la hoja no se agita cuando pasas
y dime por qué
..............................mi lunes cae en este vuelo puro....
..............................y es mi martes adivinanza cruel
..............................y la hora que sigue un año
ardiente desorden del combustible de la tierra.
¡Habla, Beatriz!
Qué hacías en la quietud de la tarde,
en la soledad de la lluvia,
en la multitud de las calles.
Hoy en el mar entre gaviotas
como una gran pregunta y gobernarla...
¡Quién eres!
Ola para un viaje equivocado
Carta arrepentida o tormento arrodillado

Que mi ciudad se hace una isla fuera de Chile.
...................Beatriz es la pregunta más hermosa.


Pedro Paredes (Chile)
Publicado en http://sureando-sureando.blogspot.com/2008_01_01_archive.html

miércoles, junio 20, 2012

de otra bandera

estoy buscando la bandera
es la casa de gobierno
no hay señalización por dónde se entra
no creo que nos pidan documentos
veo jóvenes fumando en la puerta
-algo bueno, es libre de humo-

me acerco y pregunto
entro por la puerta del costado, la de los empleados
algo me arrastra siempre a los edificios gubernamentales
-¿sentirme hormiga entre los leones?
¿león entre las hormigas?-

hombres atienden en los pasillos
hablan de impuestos planes de pago
en el centro
una bandera que hizo historia
cruzó montañas con un general enfermo
los empleados pasan por su lado, la circundan
es demasiada cúspide para tanta vida mediocre

el soldado que custodia se disloca
me cuenta los hechos
sabe más que los libros
después de la charla
me indica la salida
salgo por la puerta grande
bajo numerosos escalones

sábado, junio 16, 2012

cotidiano 06


06.

Cuevas donde los fantasmas recorren antiguas hosterías
maderas que el viento desprende sabiamente
En ese rincón
el sol salía solamente en la ruta
Adentro
una rara milanesa con una salsa roja
El francés salió del baúl de la boca
como un silbido
y armó tímidamente unas preguntas
Así
en la mitad de la mesa
se pudieron comunicar
un matrimonio apacible de Toulouse
con una joven porteña
En esos trotes
supieron que a los trenes
no los había arrastrado el zonda
sino apenas
singulares
decisiones
del hombre.

martes, junio 12, 2012

un poema de Elías Uriarte


Donde el poeta desde un oscuro país del sur propone una inversión de la cultura de su tiempo


No, no es el lenguaje.
El mundo no es el lenguaje.
Esa hoja
No es tocada por la palabra
Hoja,
Ese cielo en retirada,
Esa ventana incendiada
En el centro del follaje
No son tocados por el lenguaje.

Hay una soledad perfecta,
Oculta,
Tras las palabras.

Escucha ese viento:
Él se nombra
Aunque no supieras cómo se llama,
No lo rozará un solo dedo de inteligencia,
No lo empañará el más leve pétalo de cálculo,
Retiren los Documentos de Identidad al Universo.

Ahí van los ríos,
Los amores,
Las dinastías,
Las guerras.

Secretos,
Por debajo.

Escucha ese murmullo.


Pon el oído,
Pon el oído,
Poeta comanche:
Al mundo, te digo, no lo toca el lenguaje.



Elías Uriarte (Uruguay)
Del libro Hiroshima. Vintén Editor.
Publicado en http://www.vinten-uy.com/pdf/hiro.pdf

sábado, junio 09, 2012

Río Rojo



Rio Rojo



río:


paso que divide las orillas


aguas rojas


cruce como una letra           




                                                       S





de un lado al otro


etapas de la vida





de un lado: un joven con un niño

                                                                           del otro: cientos de arrieros comandados por un hombre





                                                    en el medio el desierto



un viejo difícil vende su ganado


y entonces


                                      hambruna /castigo/ rebelión/ biblias/ tumbas





más solos


cuidarse las espaldas



mujer que aparece tras los indios





¿adónde van los búfalos, sus cuernos en punta?





lastiman





igual que las armas


que resuelven conflictos a disparos



un viejo que fue joven se deja vencer por un hombre que fue niño