viernes, septiembre 21, 2012

cotidiano 09


Todo convulsiona hoy.
Una parte del sueldo de los empleados del subte
voló por los cielos.
El ambiente se ha tornado irrespirable.
Línea B.
B de bueno.
Bajo los pliegues de la avenida Corrientes
todo huele a pis concentrado.
tufo que avanza como multitud.

Por eso hoy me tomo un taxi.
Un joven que me lanza el primer feliz primavera.
Sorprende alguien con alegría a estas horas de la mañana.
Quizás porque sale el sol después de varias semanas de lluvia.
Se ríe, hace chistes.
El taxista se tapa los ojos con la visera.
Tampoco se aguanta tanta luz.

No hay comentarios.: