domingo, agosto 20, 2017

un poema de Gabriel Chávez Casazola

Vuelo nocturno / Arte poética 2

El eje del mundo se ha movido hoy diez centímetros
a la izquierda o a la derecha quién lo sabe
pero los poetas esta noche andan revueltos
y se descalzan
y entran al río
y se ponen
a atrapar
el resplandor
de las estrellas
a atraparlas
con las manos
en el agua
Esto último es, me temo, lo que hacemos siempre los poetas:
tratar de atrapar estrellas, o apenas el resplandor de
las estrellas, en el agua de los días

Gabriel Chávez Casazola (Bolivia)
Publicado en el trabajo "Estrella en el agua: Poesía boliviana de un siglo nuevo" en APORTES de la Comunicación y la Cultura. Volumen 17 N° 1 - junio 2014

lunes, agosto 14, 2017

un poema de José Antonio Funes

Bajo una verde sombra
 
Mira padre esos bananales
sombra de tu sombra asalariada
de tu vida vaciada en un silencio verde.
 
Míralos bien
ahora que tus años llegan sigilosos
y se instalan en ese dolor de espalda
ahora que tus sueños se escapan
como el agua dorada que persiguen los pájaros.
 
Padre
después de tantas luchas
y tantos soles manchados de sangre
no hay luz que cruce por tus ojos y no se doble
no hay tesoro que quepa
en la dignidad de tu sombrero.


José Antonio Funes (Honduras)
Publicado en el blog https://rafavalrios.blogspot.com.ar/2015/02/poesia-hondurena-articulo-revista.html

domingo, agosto 06, 2017

un poema de Daniel Muxica

Enjambre de sobrinos

El diablo o Dios los da, según tradición,
y veloces se mueven
saltando el jardín por los tapiales
hacia las casas vecinas donde se confunden
con sus amigos del barrio

o del barro

rara dispersión de un movimiento
que, en tanto uniforme,
los divide según el nombre del juego
y el género sexual

entonces todo se altera para el niño en forma y número
y la cantidad de alteraciones lúdicas
no pueden adquirirse dos veces de manera indivisible 

en lo inmediato un vecino sale a la vereda y grita
pidiendo que hagan silencio a la hora de la siesta.


Daniel Muxica(Argentina)
Del libro "el niño, ensayo de familia". Editorial Bajo la luna.

miércoles, agosto 02, 2017

un poema de Luis Benítez

Una garza en Buenos Aires

Algún pincel trazó una rápida letra s delgada y blanca
sobre el agua castaña y allí estaba 
de improviso la garza,
los turistas no la vieron
y ella sí vio todo y a todos , rápida
e inmóvil sobre el milagro del agua. 
Un espejo en medio de la ciudad
negligente, pintado de transparente,
un ojal abierto que abrochó en un solo momento
toda la ropa vestida por el invierno.
Ella seguía la orilla fatal de su propio Amazonas,
la pata desdeñosa replegada contra el cuerpo, en un decir mi equilibrio está hecho
de una perenne silueta 
de una manera perenne que no los reconoce.
Era un arpón paciente atento sólo al cálculo
entre el berrido juguetón de los patos domésticos,
solamente ella precisa como una diminuta guadaña
en el Jardín Japonés que afable exponía sus gracias,
con esa serenidad oriental que nada sabe
de los bruscos asesinatos de una garza con hambre.
Todos se fueron pero de modo igual yo no vi nada: 
faltó un segundo entre las cosas, creí; 
un instante en el instante siguiente
fue sanguinariamente salteado,
pero cuando la garza voló 
otra vida que la suya en el estanque faltaba.

Luis Benítez ( Argentina)
Publicado en el libro "Breve antología poética". (Ittakus, sociedad para la información, S.L.)