sábado, julio 14, 2012

un poema de Jane Hirshfield

Mano


Una mano no es cuatro dedos y un pulgar.

Ni una palma y nudillos
Ni ligamentos o la almohada amarilla de la grasa
No los tendones, estrella del hueso de la muñeca, meandro de venas.

Una mano no es la delgada paja de sus líneas
Con sus infinitos dramas,
No lo que ha escrito
No en la página
No en el cuerpo extasiado.

Ni es la mano sus praderas de asir, de dar forma-
No esponja de pan de levadura que incrementa
No rotor de suavidad de giro
No tinta.

Las manos verdes del arce no ahuecan
La lluvia que se dispersa.
Lo que la vacía cae dentro del lugar abierto.

Una mano vuelta hacia arriba posee sólo una pregunta transparente, única.

Incontestable, zumbando como abejas, sube, enjambra, parte.



Jane Hirshfield(Estados Unidos)
Publicado en http://www.poets.org/viewmedia.php/prmMID/19011
Traducido del inglés por Myriam Rozenberg


No hay comentarios.: