jueves, octubre 18, 2012

cotidianos 11


 

Sacaba fotos por la calle con el celular
rejas antiguas, buzones raros, inscripciones
Una cerámica decía electricista y disparé
Oí los gritos temblorosos
de una mujer que señalaba atorrantes
Quise suponer que no se trataba de mí
quizás me habían observado por alguna cámara oculta
Pero entonces vi salir un muchacho de una casa
correr hacia el lugar de donde salía la voz
y al darme vuelta
una anciana que venía de hacer las compras
pleno mediodía
bolsa en mano
conmovía a todos con su miedo:
ladrones habían forzado la puerta de su casa
no se animaba a entrar
Unos jóvenes se pararon en la esquina
Uno llamó al 911
el otro marcó el número de la hija
Como una curiosa más me acerqué hasta donde pude
y cuando entendí que mirando no podía ayudar en nada
me fui con la angustia de la preocupación ajena
que ahora se había hecho mía.

No hay comentarios.: