sábado, octubre 06, 2012

un poema de Julia Wong Kcomt

no te das cuenta de quién soy, tigre.mimas mi vientre pensando
en la repetición de tu linaje.
la nostalgia de los pueblos es sagrada, por eso la gente moderna
necesita un uzquil.
 
respeta tigre la carne ajena.
 
tan lejos, observa. quién entra y sale de la cueva, quién viene y
va de su casa. oscura casa de paredes altas. allí no entra un tigre,
solo su alma.
 
la casa tiene un alma de tigre lamiendo los marcos de las ventanas,
baboseando los baños y los balcones. el tigre anhela, el tigre
desea, pero la mujer que habita los rincones solloza como niña
asustada y dice vete alma de algo que ha inundado este lugar. el
alma del tigre se enfurce y responde: inquilina bruta.
 
Julia Wong Kcomt (Perú)
Publicado en Un salmón ciego (Borrador editores)

1 comentario:

Melu dijo...

me gusta ese poema :)) muy bueno tu blog :D