domingo, octubre 14, 2012

un poema de Jorge Fondebrider

Trabajo de poeta


No estoy seguro de las razones que me llevan a pensar
en la lluvia que habia detrás de la ventana.
Tenía en brazos a mi hija, que había empezado a hablar,
    y dijo "taxi"
cuando efectivamente pasó un taxi por la calle.
Según Borges, afecto al idealismo y admirador del Buda,
   las palabras
del Veda o el silencio ocupan los eclipses de los ciclos
que dividen a la historia universal.
Son arquetipos, sirven
para crear las cosas.
Pero lo nuestro fue distinto, más simple y muy banal.
   Pasó una tarde,
del otro lado de la lluvia. Sin testigos
las cosas empezaron a existir.

Jorge Fondebrider (Argentina)
Publicado en el libro Los últimos tres años (Libros de Tierra Firme)

No hay comentarios.: