miércoles, diciembre 14, 2005

entre los rascacielos



Entre los rascacielos
no hay presagios de nubes
sordo queda el espanto de la lluvia
esa luz que penetra las aristas de hormigón
la recta brecha que cumple su mandato

desde esta perspectiva
doblada en extrañísimo ataúd
me pregunto por mí
una caverna oscura
una blanda hierba que juega su ritual
conociendo la anemia de los años

un avión se mueve a lo lejos
y sustenta una visión
de estrella en pleno día
pero pequeño es su brillo
como minúscula soy
y nimio es el viento del sudeste

entre los rascacielos
sin el óxido que dejan las voces del orgullo
gimo
eternamente

sin dejar
rastro

2 comentarios:

Noctiluca dijo...

Hola Myriam ! Me gusto este de los rascacielos, es tuyo ?
un beso,
Clara

espectador dijo...

La vida en sombra, los paisajes de cuadricula, el vertigo, todo eso me recuerda este poema tuyo

me ha gustado conocer tu blog