miércoles, agosto 30, 2006

negación

Al salir de mi casa
vi a un joven evangelista tratando de convencer
a una transeúnte
Parecía vencida
Toda esa información sobre el Apocalipsis tan lejano
se le cruzaba con el ruido del tren
que era lo único que de verdad se le alejaba
Cuando pasé por su lado
a la manera de los buenos
jugadores de rugby
el joven me retuvo preguntándome
si tenía unos minutos para darle
Le dije que no
y agregué no creo en dios
Continué caminando
Pensé entonces que dios había bajado en mi auxilio
pidiéndome que lo negara
Bajo el influjo de una fuerza desconocida
sólo me limité a cumplir con su voluntad.

1 comentario:

laveron dijo...

no hay problema mientras lo niegues solo una vez, tres te daría para fundar una iglesia. Y vos, además, no fuiste formada en el nuevo testamento...cosa que me encanta. Algún día te explico eso de porque me encanta...es una historia de infancia.
Hermosas palabras: "la poesía interroga a Dios" (no me acuerdo donde lo oí)
un beso
laura