viernes, septiembre 29, 2006

el corazón en la botella

De qué se ríen los otros cuando pongo el corazón en la botella ? Lo mojo de azúcar y alcaloide para que lata más fuerte. Una vez tuve ideales grandiosos, deseos de tsunamis que saquearan la tierra para hacer un mundo nuevo. Después de la ola absoluta, sin embargo, sólo acudieron muertos a la playa. Flotando hinchados, asfixia de sal, como besos antiguos y milagro.
Extinguida voy siendo también por la sustancia ignota de la bebida cola. Tanto inotropismo para quedar desganada. Hiperventilo, escupo el marrón del mensaje. Ese catarro de sílabas que me conduce a la distancia cautiva de la desmemoria. Atada a la adicción que genera el capital, mi cara deshecha y la barriga vaivén. O es la droga encubierta que me tiene extranjera, como aquel hombre?

4 comentarios:

woshilaoshi dijo...

la imagen de los muertos recogidos en la playa, vaya metafora impecable de la borrasca del amor cuando se deshace de nosotros, cuando pretende dejarnos de lado tras un nombre, una palabra que nunca mas asi.
gracias!

woshilaoshi dijo...

yo deje aca mi reflexion poetica, no me digas que se ha ido tras el viento!

laveron dijo...

la cosa es reír para sobrevivir...parece. o eso me dicen...
yo ayer igual me reí profundamente con el corazón en mezclas agridulces. se están perdiendo lo mejor de mí, pero no es novedad.
un beso
laura

pesimista dijo...

//Usted ha sido formalmente seleccionado/a para participar del nuevo juego que se lleva a cabo en mi respectivo espacio.
Saluda Atte.//