domingo, abril 22, 2007

el constructor

el balde donde enmarca el arquitecto
el croquis del mundo
de barro o cemento edifica el albañil
la torpe imagen que finalmente sobrevive
es un último intento despegarse de la abulia
ridícula soledad del que se autoprocrea
larga en la mezcla su vómito tierno
su decencia e indecencia

que los hombres tropiecen
que se llenen de pavor desde las tripas
que yo les hable por el cuerpo como un ventrílocuo
que no aprendan esperanto
que instituyan en mi apariencia débil
mientras me peino el cabello canoso
aunque nunca envejezco
que les more la culpa como un secretísimo jardín
que jamás voy a cuidar


la astucia del constructor hizo monigotes polimorfos
lúbricos
impiedades de arena
rizomas veleidosos de aire
carne que se pudre en celofán azul

4 comentarios:

laveron dijo...

volver a tus letras es una buena costumbre. saber que escribe, saber que anda pariendo versos...es una delicia.
un beSO!
laura

elescaramujo dijo...

Laura: bueno es verte por acá. hace un par de semanas dejé un mensajito por tu espacio. Cómo van las cosas? besos!

Poesia Portuguesa dijo...

Belo. É um prazer estar a ler-te.
Beijinhos ;))

Kismet dijo...

cuando escribis es como se estubiera trabalahando com el metal: timmm, timmm, timmm penetra por el oido o quiçá vás tecendo una trama(no sé como se dice en espanhol) o un camino sin fin. Me gusta tuas palavras embora muchas cosas no entiendo, pero la poesia es esto:uno tiene apenas que sentir.