martes, octubre 30, 2007

grito en la avenida


(Guayasamin - El grito)
Vi- viiiiiii.........
Gritó como un oscuro manantial
queriendo escaparse de una cueva
una voz sin trinos
quebrándose
desesperada.
Giré hacia todos lados
busqué con la mirada
el ocaso de tanta exclamación.

Y de nuevo
Vi- viiiiii.......
Oración que no llegó, me dije,
húmeda neblina
atorada de llanto
que arrastra el arenal
hacia el letargo del norte.

Avancé y el clamor no se repitió.
Quedó el mandato que supe descifrar
tras ese nombre de mujer
que como un pecado inconfesable
nunca se hizo visible.

2 comentarios:

©Claudia Isabel dijo...

El grito...todos lo llevamos dentro por muchos motivos...en mi blog también tengo un poema sobre "El grito". ayuda claro, a exorcizar nuestros propios demonios. Te mando un beso.

laveron dijo...

las voces interiores que hacen trampa y a veces se separan de nosotros. Se yerguen autónomas.
un beso.
como siempre...un hermoso poema de factura Myriam