jueves, julio 31, 2008

Ay Menina!


Con los ojos abiertos, para siempre mirarme, esta noche.

Pequeña, nenita, la que pudo ser Fidelia y fue más de mil veces fiel con otro nombre.

Adónde irán tus pies, tus bigotes, tus ganas de comer?

Ya voy a procesar, y escribirte lo que te merecés.

Desde esta noche, Menina, los ojos de la noche te abren el siempre.

1 comentario:

Senén dijo...

Myriam
estaba mirando unos comentarios en mis blogs y me encontre con el escaramujo y me trajo aqui.
En ocasiones pienso que debo estar medio enfermo porque me duelen demasiado los animalitos. A fuerza de perder amigos de 4 patas en la vida uno va haciendose mas fuerte pero nunca cesa el dolor.
Lo he comentado con amigos psicologos y ellos agarran el asunto por el tema de las "proyecciones". Parece que veo la figura materna en ellos o trato de recrear algo querido que ya no se tiene... es extraño. Perdoná la disgresión. Esa gata era hermosa, fue feliz, panza llena, mucho amor. Ojalá nuestras vidas fueran asi tambien.
Mi cariño
Senén