domingo, agosto 24, 2008

Noches y bálsamos

(Sossegou meu turbilhão - Louis Athouguia )





En casa de eucaliptos moramos.
Cuando estabas dormido
vi a una mujer saltar con una pértiga.
Deseaba que llegara pero cayó.
Tres noches después no pude respirar.
La pértiga saltaba sobre mí y así llegué.
Vapores en el pecho y en la cabeza.
En campos de eucaliptos tendremos dos mieladas.

1 comentario:

Ana dijo...

El comienzo es muy alto, bellísimo
El primer verso un poema en si mismo