viernes, marzo 09, 2012

un poema de Oscar Arcos Palma

Saludo con Niebla

Le regalo, querida Violante
estas anebladas montañas de Oriente.
Obsequio digno de diosa
de inimaginables grises
verdes vivos y apocados
y ladrillos emparentados con el ocre
que los hombres hicieron surgir
desde tiempos sin memoria
del barro cocido a temperaturas de Averno.
No debería despreciar estas magníficas montañas.
Me dirá: "¿Qué hago con semejante regalo?
¿Dónde guardarlo, si en mi aposento
no hay cabida para enormes cachivaches?"
Pero será una broma en su boca
solo por contrariarme unos instantes.

Oscar Arcos Palma (Colombia)
http://www.casadepoesiasilva.com/poetascolombianos.htm

No hay comentarios.: