viernes, octubre 04, 2013

un poema de Esther Raab


Abuelas santas en Jerusalem

Abuelas santas en Jerusalem
Que sus virtudes me protejan.
El aroma de las flores y las orquídeas en flor
Me amamanté con la leche de mi madre
Los pies blandos como manos buscando
En la arena ardiente,
Y eucaliptos enredados
Cargados con abejas y avispas
Me susurraron una canción de cuna.
Siete veces me impregnaré
En el Mediterráneo
Para preparar al Rey David, mi amado,
E iré hacia él, con gloriosa dignidad,
Hacia los montes de Jerusalem.
Me sentaré con Deborah debajo del árbol de dátiles
Tomaré café con ella y charlaremos
Sobre la guerra y la defensa.
Abuelas santas en Jerusalem
Que sus virtudes me protejan.
Puedo sentir el olor de sus vestidos,
El aroma de las velas del Shabat y naftalina.

Esther Raab (Israel)
Publicado en Sarah's Daughters Sing: A Sampler of Poems by Jewish Women (editado por Henny Wenkart)
Traducido del hebreo al inglés por Abraham Birman
Traducido al español por Myriam Rozenberg

No hay comentarios.: