jueves, mayo 12, 2005

La hermana ( Myriam)

Moriré desnuda
al fin como he nacido.
Con la lepra marcándome
la cara por la maledicencia.
La catástrofe de haber supuesto
que mi voz también era la voz
adecuada para hablar hacia lo alto.
Yo no era la elegida.

Han pasado muchos años.
Esa línea que es el horizonte
se me mueve.
No llegaré a tocar lo prometido.
No lo veré.

y a la noche recuerdo
tus manitas enchastradas
tus piecitos fríos
y esas aguas que te llevaban
desde las lágrimas de mis ojos
hacia un futuro diferente.
Yo te salvé, hermano,
porque era a mí a la que mataban
eras tú o sea yo
la sangre de mi sangre.

Ojalá tú puedas pisar
esa lejana tierra que se parece
a la creación de un sueño colectivo.
Y si no es así
los hijos llevarán nuestros nombres
a medio enterrar entre las tiendas
que construyan y el viento del desierto.



---
este poema se refiere a Myriam, la hermana de Moisés, tal cual narra la Biblia.

No hay comentarios.: