lunes, marzo 06, 2006

XVIII

Navegar sobre tu luz
dejarme estar.

Con los ojos cerrados
palpar los hilos de sal
inocentes destellos
hasta que se atan tu presente y mi futuro.

La bruma se pone en movimiento.
Huye hacia otras estrellas.

Navegar sobre tu luz
Dejarme ser.

3 comentarios:

Clara dijo...

Suave sugerente y delicado poema de amor. Quizás como el tema musical de tu blog, que me fascina, me sorprendo de repente tarareandolo sola en casa...

Clara dijo...

Suave sugerente y delicado poema de amor. Tal vez como el tema musical de tu blog, que me cala, y me sorprendo a veces tarareándolo sola en casa...

Myriam dijo...

sí,pertenece a una serie de marinas,en realidad el mar es una metáfora,indispensable en la poesía,no?
Estoy enamorada del mar je.
Besos!