martes, enero 23, 2007

ante la puerta

(Mujer en turquesa- G R Mullan)
Entonces abrió su puerta y me acomodé en su corazón
(La Sibila-Alejandra del Río)




años como el esperador de Kafka ante la ley
asfixiada de tiempo viendo que otras
sí ingresaban
con estrellas por cabeza
al paraíso de Adán
oliendo cómo el fresco licor del amor
los congregaba
sentada en mi banquito
nocturno y claridad
manzana en mano
la picadura de la serpiente
herida abierta todavía

la ansiedad requiere de paciencia
y aunque el silencio pegajoso
me parta sus muelas gastadas
sé que merezco al hombre tanto como al poema
por eso lo aguardé le confié y anhelé
doliéndome su idioma
su charla sincera dentro de mis tripas

y un día abrió
no sé cómo fue
porque a veces intentaba descansar
para no pensar en los impropios besos y deleites
tan distintos al ruido que hacen mis medias al desplomarse

no es que ahora sea más feliz
porque ya lo amaba aunque él no permitía
una sensación rara ésta
vaso borracho colmado de su vino
y quizás ahora adentro
del palacio rojo invencible como el Kremlin
hagamos el amor haciendo equilibrio
los dos sobre el banquito

No hay comentarios.: