domingo, enero 26, 2014

poema reciente


Adentro
como un relámpago frío
alguien me apunta que yo no quiero cambios
Que digo es turbio el cielo
porque no puedo ver en la bandada
al pájaro real

Me está hablando
sin nombrarla
de la alegoría de la caverna
cree que me engaño con las sombras

Y no es verdad
sé reconocer muy bien al ave
que se esconde en el árbol contiguo
su miedo a la fiebre
a la costumbre
a amontonarse de roces en la noche
cálido
como las hojas que se despegan de las ramas

Para qué reverberar en la corteza
esta palabra conciente de deseo
si es inútil calcular esa distancia
avejentarse en lo inmóvil
un cerrado dolor
que no se disipa
en la almohada oxidada

La tarde no se recobra del silencio

Esa lengua
esa encrespada melodía
nunca
anidará por aquí.

No hay comentarios.: