domingo, junio 18, 2017

un poema de Sonia Chocrón

Purísima
(Kashrut)


Dore la cebolla avive el sueño
prepare la cena de su hombre hambriento
supure la sangre y remoje la carne
en el agua que limpia la impureza
de los cuerpos rancios y sus moscas
agregue dos flores y sírvase entera
desnuda y sudada
esa cama blanca inocua
toda es sal
La Buena Hora
De todos modos iré sola
cuando llegue la buena hora de aniquilar
la atadura que aprisiona mi cuerpo
No soy libre y sé que es irreal
la sensación inasible que irradia la apariencia de mi forma

ahora que se me cautiva
Ciertamente sabré del espejo
las canas y arrugas
y a pesar de que sean vacuos indicios
de carroña en cautiverio
señales del ave minutos después de la caza
entenderé que la muerte llega
de muchas formas irresolutas


Sonia Chocrón (Venezuela)
Publicado en el libro Literatura Judía Latinoamericana Contemporáena: una Antología
de Northeastern University
Stephen A. Sadow (Editor)

No hay comentarios.: