lunes, febrero 06, 2006

Versión en Rouge




A Wislawa Szymborska
A Krzysztof Kieslowski


Quizás lo que entonces le gustó
fue que nunca se veían:
era un amor de desencuentros
El estacionaba el auto y ella lo ignoraba en su ventana
Ella se exhibía desde un afiche
y él no había puesto los ojos en la imagen
El juez omnipresente fue hilvanando los destinos
Lo seductor era la idea
de que alguien existía en otro lado
y bastaba que un tercero acercara sus desdichas

Pero quién es capaz de detenerse
en una mujer que esculpe su cuerpo para fotos
y finge una sonrisa
tras el dolor enorme que es su hermano?
En un joven que intenta hacer justicia
y se olvida que nunca se comienza por la mano propia?

No existen los ancianos que, aburridos,
ofrecen pasajes
para cruzar el canal de la Mancha

Toda película admite su relectura

Lo único importante
lo que todavía la emociona
es que a pesar de la muerte en la tormenta
hay amores
en medio del naufragio

3 comentarios:

laveron dijo...

son tan delicados tus pasitos...que da lástima comentarlos. para que no se rompan.
un beso!
laura

Myriam dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Myriam dijo...

Laura: te debo una visita concienzuda por tu blog. Anduve por ahí a las apuradas. Alientan tus mensajes y la compañía. Besos!