jueves, febrero 01, 2007

la boda china

Una mujer se casa en China
Con su vestido blanco
se convierte en tierra nueva
Ramo de flores en la mano
diadema cubriéndole el cabello
torta pronta a ser cortada
familiares y amigos aplaudiendo
atraviesa un arco
rígida la curva donde se extienden hojas largas verdes

Lo que la novia siente es la historia de una mujer corriente
las palabras que estorban
el temor a la sangre que comienza
la sujeción a la gradual costumbre de traicionarse a oscuras

El único sueño que se puede defender
desprenderá del vientre
otro modo de vertirse en la noche
de renunciar a ser una bella confidencia
-un espíritu con algo más que pestañas y caderas-

Esta vez
como en todas las bodas
brillan piedras falsas
Engañan igual que el tiempo que se viene

2 comentarios:

Paz dijo...

Un relato alegre que muere por el lúgubre sabor de la cotidiana monotonía ...de lo de siempre .

Me mantuvo en vilo hasta el desenlace y eso me gustó .

Paz/

mabel casas dijo...

desde la poesia de género
un estilo que cambia
presenta la ceremonia callada
el contrato tácito
el vientre que podría preguntarse
o lo que no deja permitirse la mujer
y la premonición :no será distinto a las piedras falsas

con boda o sin boda...oriente u occidente...tienen/tenemos problemas de amor y continuo a resolver sin contratos...la boda? un papel no más

me gusta el tenor de este poema!
besos mabel