lunes, mayo 28, 2012

cotidiano 05


05.


Montamos en el cuerpo blando de los caracoles
a la distancia vemos los guanacos
ellos nos dejan mirarlos porque también nos miran
mientras los caracoles trepan
a veces les perdemos el rastro


              los guanacos siguen allí
fijados a la piedra


como es previsible
                                  me mareo
mis oídos también tienen vueltas y escondites


si ascienden
                                  ignoro
                                                   hacia qué montañas.

No hay comentarios.: