miércoles, abril 17, 2013

retengan este nombre

 

 
Retengan este nombre: Saltsjoebaden.
¿Difícil de pronunciar? No sé, vivo en Suecia y los nombres largos brotan con facilidad desde mi boca.
 
Dice el diario que un tren colisionó con un edificio de viviendas en Saltsjoebaden.
Que anduvo solo, o mejor dicho, que una mujer que hace la limpieza lo accionó de modo involuntario.
 
No es cierto, comentan las malas lenguas. Ella lo robó. Hace años que se queja del país, de que nunca pasa nada, de que los días son siempre regulares, aburridos, tan monótonos, que es necesario un poco de velocidad, de aceleración, de premura.
 
Para quien da pasos lentos en la nieve, 80 km/ hora es una exageración. Con esa ligereza, sólo  trota el viento suprimiendo huellas.
 
El cuerpo de la mujer se encuentra lastimado, escindido en fracturas.
También hay brechas y rendijas en Saltsjoebaden.

No hay comentarios.: