viernes, julio 12, 2013

la eterna pelea


Hay sueños horribles de explicar
muy ecuménicos.
Una mujer lleva una serpiente entre sus manos
no es larga, es negra,
se enreda en cada cosa y saca su áspid para tocarme
Me escapo
La mujer se ríe, disfruta el miedo ajeno
Con esa lengua larga y asquerosa
la víbora se acerca a una biblioteca
Más ligera que el rezo
arroja al suelo el cd de Chico Buarque
Una angustia vibra en mí
algo me revela que el mal sale desde esa palma tibia
lo intuyo porque ese animal me precede en el tiempo
¿Quién es Chico, su enemigo?
Es la pregunta que no me quiero hacer, supersticiosa.
Pero hasta la turma de Mónica lo sabe.

No hay comentarios.: