sábado, julio 15, 2006

no te metas

Al joven cartonero que mareado por el poxi me robó anoche al entrar a mi casa


Es que existen los presentimientos,
sensaciones raras que preceden hechos que finalmente ocurrirán?
Cuando cruzaba la vía
y te miré aferrado con fuerza a la bolsa negra
hinchando las narinas para meter el poxi
como una flecha de eros
rápida para dar el puntazo
golpes a la puerta de una alegría proletaria
económica asequible transitoria
pensé: no tengo miedo, sino pena.

Apenas un ratito después
lloro
lloro por el susto de lo que pudiste haberme hecho
pero lloro mucho más por lo que hicieron con vos.

No hay comentarios.: