miércoles, julio 05, 2006

un texto de Rui Coias

No es difícil para un hombre enamorarse

No es difícil para un hombre enamorarse.
Herir su paisaje
cenizas de un pasado caído, fluyente.
Al final de nuestras vidas compartidas puede que
diga : “ Me estremecí durante años sin abrazarte”. Ahora es tarde.
Ahora es tarde sobre la tierra cercada.
La desesperación permaneció a través de las planicies
el dolor lila de los hombres zozobrantes
en la paciencia nocturna.
Sólo después del terror los perros ladran fielmente
a las puertas del mañana, solamente
después del filo de las vidas compartidas.
“ Transité la vida para huir hacia tu boca” y
confundo ya tu rostro
con otro cualquiera.

Rui Coias (Portugal)
traducido del portugués por Myriam Rozenberg

No hay comentarios.: