martes, febrero 27, 2007

la página 123

Desde su trinchera, Horacio me ha invitado a participar en un juego - cadena que consiste en transcribir cinco líneas de la página 123 del libro que estoy leyendo. Pues bien, el libro en cuestión es de poesía-De Profundis Cheno de Daniel Schiavi- y no llega a las 100 páginas! Entonces qué hago? Para no dejar de jugar, voy hacia el libro anterior, que sí tiene página con ese número. He aquí el comienzo del cuento "Repaso de antiguas quejas" correspondiente al libro de Susan Sontag , "Yo,etcétera".

Quiero dimitir, pero no puedo. Cada día me despierto y me digo: hoy escribiré una carta. No, mejor aún: iré y le diré personalmente al organizador que renuncio. Tengo mis argumentos en orden. Los repaso mentalmente. Pero los de él son poderosos, a pesar de que los he escuchado un centenar de veces.



Relato inteligente, me hizo recordar mis tiempos de militancia en el Partido, del cual uno no puede dejar de pertenecer aunque se esconda, aunque critique, aunque se hastíe. Compromisos asumidos que marcan a fuego, señales que sólo reconocen los miembros, quejas que no se permiten a extraños.

Paso la posta ahora a Tiago, Laura, Mónica. Gracias por sumarse!

domingo, febrero 25, 2007

sobre el arca rusa ( reflexión en verso)

No es verdad que sólo deban sobrevivir cuadros, esculturas,
jarrones, mármol, porcelanas.
Nadie dice que no es interesante que las generaciones nuevas
aprecien la sensibilidad del arte de otros tiempos
pero ese cuadro, esa escultura, ese jarrón, ese mármol
y esa porcelana no son inocentes,
llevan ideologías del que modeló sus formas,
puso misticismo en los ojos de los santos,
un mensaje que aunque a veces no llega
a quien se detiene a ver la obra, está lanzado.

Es injusto que deban ser salvadas solamente esas cosas
porque no son –aunque Usted lo pretenda- la única versión de la cultura.
Y el trabajo del tipógrafo? Del obrero textil?
De la luz que alumbra la educación de los maestros?
De la lucha cuerpo a cuerpo con la muerte
que establecen los médicos?
Y el cocinero? Y la lavandera? Y la mucama?
Y el hombre que realiza la limpieza?
Y el albañil con su pico y con su pala?
Y el pintor inhalando plomo para acicalar paredes?

La cultura es un árbol con cada una de las partes, desde la raíz hasta la copa,
no simplemente las flores que exhalan perfumes estupendos.
Por eso, si has de fabricar un arca, director,
recuerda que Noé puso en su nave
una pareja de todas las especies.
Todos ellos merecen navegar hasta que el diluvio se consuma.

martes, febrero 20, 2007

Jovana




No intentes hacerme despertar
no consultes médicos
no me lleves a brujos
que me giran por salas preñadas de velas.
Soy autista
y pintaba árboles sin flores
hasta que tú llegaste.
Ahora arrojamos juntos hojas que levitan
las ramas florecen en esta imposible quimera de invierno.

Busco a mamá en cada amanecer
- a mi manera estoy despierta-
porque ella nunca es lo ilusorio
es el lenguaje opulento que me falta
lo único más frágil que yo.
De su debilidad nació esta disciplina
y esta rebeldía que es no comunicarse.
Pronuncio escasas palabras de ecolalia
pero te concedí la gracia del poema
que con paciencia un día me enseñaste.

No te emperres, no me insistas.
Quiero seguir entera
en mi síndrome intacta
aislada del mundo
porque no me interesa.
No quiero ser una joven actriz
que aspira a destacarse
ni tener aplausos ni menciones.
Me gusta caminar en este bosque helado
en donde caen sangre y flores verdaderas.

domingo, febrero 18, 2007


(Firulete- María Amaral)
Hay un temor al desparramo
a que las piernas no vean la madera
que el suelo sea una trampa que desprestigie.

Pero los pies conservan la memoria
como la rutina de andar en bicicleta
o de dar brazadas en el agua:
el tango no se olvida.

Arrumacos caricias
por un andarivel que es siempre nuevo
y esos dos que son uno
en el fuego de la divina posesión.

Y ella está marcando con sus agujas el tiempo
se para
avanza
se detiene
retrocede
prospera
anda y retorna
dejándose buscar y encontrar
estirar y contraer como un bandoneón.

Que la música no termina
que entre bocanadas de humo arranca otra pieza
pecho y cintura
mano con mano
ocho con giro
pierna con pierna
bajo la secreta belleza de la penumbra.

viernes, febrero 09, 2007

el orden de los objetos

Entonces arriba de la mesa
quise poner en orden mis objetos
Se me vino una sombra melancólica
Pensé: nunca lo hicimos sobre la mesa de la cocina
apenas en el sillón del living de mi casa

Cómo me gustaría que me dijeras
que me amás y me extrañás
Mentime un poquitito
No, no, mejor no me mientas
Ya sé lo que decís si te escondés
ya sé lo que callás cuando colmás de palabras el viento

Ayer Orfeo dejó de ver el sol
para recorrer la geografía atroz del vientre de la tierra
Blimunda se lastimó los pies
subiendo y bajando los pastizales portugueses
Amores que son la guerra y el poema
voces que nos bautizan
como si cayéramos al mundo
nuevos
escapando de la desgracia de la noche
Polvo fuimos
al polvo volveremos
pero ahora mezclados
tu piel contra la mía
dos cáscaras fundiéndose

Hoy quise poner en orden mis objetos
y me salió un escrito desalineado
pleno de temor y de sollozo
Dispara sus balas escondidas
sobre el pequeño cuerpo
a mansalva

jueves, febrero 01, 2007

la boda china

Una mujer se casa en China
Con su vestido blanco
se convierte en tierra nueva
Ramo de flores en la mano
diadema cubriéndole el cabello
torta pronta a ser cortada
familiares y amigos aplaudiendo
atraviesa un arco
rígida la curva donde se extienden hojas largas verdes

Lo que la novia siente es la historia de una mujer corriente
las palabras que estorban
el temor a la sangre que comienza
la sujeción a la gradual costumbre de traicionarse a oscuras

El único sueño que se puede defender
desprenderá del vientre
otro modo de vertirse en la noche
de renunciar a ser una bella confidencia
-un espíritu con algo más que pestañas y caderas-

Esta vez
como en todas las bodas
brillan piedras falsas
Engañan igual que el tiempo que se viene