jueves, enero 10, 2013

para otro lado

Iba ocupada imaginando cosas
mientras miraba por la ventana
En ese momento entró una mujer embarazada
Esa manera firme de mostrar su cuerpo
con los pies en la tierra
como una categórica verdad
No reparé en ella
hasta que exigió
de muy mal modo
su asiento

Mi cuerpo vive enfurecido
desgrana su fuego haciendo injurias
crujientes en la madera
No tengo conciencia de él
no mantiene tiesa su postura
y pretende
que este cerebro vagabundo
subsane los vagidos
de indescifrables apetencias

Miro otra vez por la ventana
Por ninguno de ellos
me levanto.

 

 

 

No hay comentarios.: