sábado, febrero 16, 2013

respuesta natural


La frase resonó todo el día en la cabeza de la maestra. ¿Hizo mal en haber preguntado dónde está el hermano?

Ahora es tan difícil ser docente. Hay que cuidar lo que se dice, cómo se dice, y a quién se dice. Todos hacen problemas.  Después viene la directora, se queja y hay que dar explicaciones.

Pero Julito ya no habla más de ese hermano que es todo para él, el ídolo, el de la camiseta de Argentina, el que lo acompaña a la escuela en bicicleta, el que le hace la leche a la tarde esperando que llegue la mamá, el que viene a la feria de ciencias.

Está en cana, dijo.

Así ,con naturalidad, como quien se agarra sarampión y no queda más que resignarse a que la erupción pase, largó la respuesta y se sentó en el banco.

No hay comentarios.: